Los “hermanos separados” también necesitan una “reforma”.

En víspera de la celebración de la publicación de las 95 tésis de Lutero y que contribuyeron a la Reforma de la iglesia tradicional, que dio a luz a la iglesia protestante (o “hermanos separados” como se nos llama a los “no católicos” en El Salvador) es bueno recordar algunas cosas:

1. Martín Lutero no se separó inmediatamente de la Iglesia Católica. Únicamente hizo públicas sus diferencias basadas en el contexto histórico de ese tiempo y la comercialización de la religión o la salvación, léase venta de las indulgencias para sacar a los de “dudosa” reputación del “purgatorio” para enviarlos al cielo.

2. De hecho, hoy día lo que conocemos como iglesia luterana o denominaciones que descienden directamente de ella tienen prácticas o costumbres muy similares, como la vestimenta, liturgia y hasta bautismo infantil. (Por esa razón personalmente no me identifico ya con la Reforma pues prefiero trazar “mi fe” más allá de la “romanización” hecha por el emperador Constantino.)

3. Lutero escribió su teología acerca de la Justificación tomando en consideración su propio contexto histórico para hacer sus afirmaciones. Y cualquier estudioso o exégeta de la Biblia sabe y defenderá que el texto debe interpretarse de acuerdo al contexto en el que fue escrito. La epístola a los Romanos, por ejemplo, tiene como contexto la tradición y teología judía, la Ley, el Talmud, y no las enseñanzas y prácticas de la iglesia católica del tiempo de Lutero. Cuidado con interpretar a Pablo usando un contexto diferente al que él escribió.

4. Si somos fieles al espíritu reformador de Lutero, entonces estaremos de acuerdo con que hoy día una gran parte de la “tradición evangélica” necesita con urgencia otro hecho como el del 31 de octubre de 1517 en la capilla de la Universidad de Wittenberg. Otra vez se comercia con la fe o con las prácticas religiosas, que fue el detonante que activó la acción de Lutero, basta con ver los canales de televisión “seudo-cristianos” o ir a una librería “cristiana” y ver que hasta puedes comprar “Kits de Santa Cena” listos para ser “ministrados”, solo por darte un ejemplo.

Cabe hacer la pregunta ¿Qué nos escribiría, en su website personal, Martín Lutero hoy día si viera las prácticas y la filosofía de gran parte de la llamada “iglesia protestante”?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s