El poder detrás de la violencia en nuestras ciudades.

Mateo 8:28 “Cuando llegó [Jesús] a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino.”

Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.”

Marcos 1:39 “Y [Jesús] predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios.”

Hablar de demonios, endemoniados o las huestes espirituales de maldad no es algo que se haga tan a menudo en la mayoría de iglesias “conservadoras”, quizás por el extremismo de otras de andar “viendo demonios” en cualquier cosa a tal punto de estar más consientes de la presencia de estos malignos espíritus que de la SANTISIMA PRESENCIA DE EL SEÑOR.

Lo que ni unos ni otros pueden hacer es negar la existencia en nuestro planeta de estos “ejércitos espirituales”. No es mi intención en este post enseñar esta doctrina. Voy a dar por hecho que algún conocimiento bíblico tienes sobre este tema. Dando por sentado que reconoces que hay fuerzas de la oscuridad operando en las ciudades con el fin de oponerse al establecimiento del Reino de DIOS, que vino en su enviado, el Escogido, el Mesías esperado por Israel, en toda las regiones de la tierra.

Y es que era casi “natural” que al anuncio de JESUS: “Arrepentíos porque el reino de DIOS está aquí”, y precisamente JESUS mismo es el “reino de DIOS”, los demonios se salían de donde habían ejercido su potestad. Y en todas las ocasiones eran personas quienes habían sido hecho “cautivas” por estos espíritus inmundos y que las tenían sujetas a sufrir enfermedades o violencia.

El mensaje que quiero transmitirte en esta ocasión es que consideremos seriamente que los grupos violentos que ahora “dominan” territorios en nuestro país, que han cometido tanto pecado asesinando, robando, extorsionando, etc. son personas que han caído cautivos de las huestes espirituales que se rebelan contra el reino de DIOS.

Así como los endemoniados en la región de Gadara (Mateo 8), que eran temidos y que no podía ser sujetados y mostraban ferocidad y fuerza sobre humana, de la misma manera ahora nuestras ciudades tienen no uno ni dos, sino cientos de “endemoniados” que atemorizan a sus habitantes.

Yo tengo una teoría al respecto, y tienes todo el derecho de tildarme de “loco” si la escuchas descabellada, pero tendrías que entonces considerar como locura (hablo como hombre) toda la evidencia que las Escrituras nos muestra.

Nuestro país, llamado El Salvador, ha sufrido desde muchos años atrás todo tipo de violencia, y ésta se ha desembocado por diferentes razones, muchas de esas razones han sido explicadas por los sociólogos quienes con sus estudios pueden demostrar los agentes detonadores.

Mi teoría es que la violencia que ha vivido nuestro país a lo largo de décadas se debe a una guerra espiritual que se libra desde la venida del anuncio del Evangelio: JESUCRISTO es el Rey de todas las naciones y TODO lo que existe debe someterse a su gobierno. Eso es el Evangelio. Y las huestes espirituales afincadas, acantonadas, acampadas, acuarteladas en nuestras ciudades se han volcado a rebelarse provocando toda clase de maldad para no permitir que el Reino de Jesús se extienda en sus territorios.

Por ello hoy día, vemos tanta similitud o casos peores, a los días de la guerra civil provocada por el embate del comunismo ateo del frente soviético en los 80’s. Miles murieron, miles quedaron mutilados, huérfanos, viudas, todo por una guerra que buscaba “ganar” un territorio para ejercer “dominio” sobre sus habitantes. Las causas, las banderas, los bandos eran otros, los resultados los mismos: muerte, terror, pobreza.

Durante esos años el pueblo de DIOS se unió para orar por la paz y proclamar el Evangelio. Vigilias, cruzadas, campañas, caminatas de oración, marchas, evangelismo de todas maneras, casas de oración florecieron en medio las balas y las bombas durante los 80s y 90s. Fui testigo activo de ello.

Pero… al conseguirse el objetivo la iglesia bajos los brazos, y esto me recuerda a Aaron y Hur sosteniendo los brazos de Moises cuando el ejército de Israel peleó contra Amalec en Éxodo 17, y entonces “amalec” comenzó a prevalecer sobre nosotros. Dejamos de buscar con la misma intensidad de DIOS y nos apartamos cada uno a su “tiendita” para “regocijarse” olvidando que el enemigo no se iba a dar por vencido.

Ahora han vuelto con mayor fuerza y ferocidad y sigue arrebatando las vidas sobre todo de los más jóvenes y débiles de nuestras ciudades. Su “modus operandi” es diferente pero el objetivo es el mismo: Robar, matar y destruir, la ley del reino de las tinieblas. Estas “legiones” salieron, como los demonios que fueron a los cerdos en Mateo 8, y buscaron donde “replegarse” para volver a “contra atacar” nuestras ciudades.

No quiero dejar planteado el problema nada más, pero la solución es la misma que plantea Juan 1:5 “La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.”

Más potencia de luz para erradicar las tinieblas. Y la luz es JESUCRISTO, pero también JESUS dijo que nosotros, quienes le seguimos, somos luz. Y una luz no tiene que esconderse.

Que el Espíritu Santo nos ilumine y nos guíe cual debe ser nuestro rol en la guerra espiritual. Y que los “generales” o pastores de las iglesias que verdaderamente predican el Evangelio sin ánimo de lucrarse, porque los hay, puedan humildemente buscar la unidad para el bien común, dejando a un lado diferencias de tradiciones o doctrinas distintivas de las denominaciones, para buscar la salvación de DIOS a favor de nuestra ciudad y sus habitantes.

Que podamos ver a uno sino a todos estos “endemoniados” como aquel que recuenta Marcos en el capítulo 5 “sentado, vestido y en su juicio cabal” convertido en seguidor de JESUS y predicando las buenas nuevas a otros.

JESUCRISTO ES SEÑOR DE TODO Y DE TODOS!


One thought on “El poder detrás de la violencia en nuestras ciudades.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s