Juan Flores: Mi trabajo con los niños de la calle

427669_184388558337347_1326964839_n

Por Juan Antonio Flores

Mi trabajo se inicia el año de 1992, un mediodía después de haber visitado a los niños “huelepega” en el Parque Libertad, le dije (al Señor) que quería trabajar con ellos y me aceptó, desde entonces he trabajado con el Proyecto Moisés.

Un breve resumen de mi trabajo, una reseña al principio.

Niños en un principio, jóvenes ya después, pero siguen siendo niños para mí. Lloran y patalean cuando se les quita el bote de pega, como lo haría cualquier otra persona adicta al licor, como lo haría una persona adicta al cigarro si se le quita el cigarro, se enojaría. O como lo haría otra persona adicta a otra clase de droga, llora, se desespera y pelea.

Así son los niños de la calle con su bote de pega, lo guardan muy bien; para ellos el bote de pega es más delicioso que un plato de pollo Campero o un pedazo de pizza.

Con la pega pierden el sentido del gusto, pierden el sentido del olfato; lo mismo les da estar en el basurero que estar en un lugar aseado. Lo mismo les da comer con las manos sucias, como con las manos limpias. DIOS es bueno con ellos, no se enferman del estómago.

Los he visto estar metidos dentro de los colectores de basura y salir bien satisfechos después de haber comido toda clase de desperdicios.

No les gusta las camisas de vestir (formales) ni los pantalones sino los “jeans”, las camisas “sport” y zapatos “tennis” se sienten más cómodos y la ropa les “dura más” (así dicen ellos).

“La gente que nos quiera que sea así como somos”, con piojos, “mechudos”, con la boca llena de pegamento, dicen esto mientras sus ojos vagan en el vacío.

¿Dónde duermen? en cualquier parte. Muchas veces en grupos, se cuidan entre ellos como hermanos. Se guardan sus cosas, sus secretos, sus nombres verdaderos, sus intimidades y cuando a uno de ellos le hace falta algo otro se lo da. Cuando alguien tiene mujer y se cansa de ella permite que otro la pueda tomar de compañera y no hay problemas. El que tiene mujer debe trabajar o “hacer la consiga” para mantenerla.

¿Lloran los “huelepegas”? Sí, lloran. Los he visto llorar (y me han hecho llorar), lloran como niños, con mucho quejido, lloran a la vez por todas aquellas cosas que para ellos han sido imposible obtener o recordando momentos con sus padres. Sí, también cuando ven algún compañero que se lo han llevado injustamente la policía, cuando la policía los golpea como si fueran hombres adultos en la cara con garrotes, lloran también cuando están enfermos, cuando les quitan los botes de pega que es muy valiosa para ellos.

¿Ríen los “huelepega”? Sí, claro que sí. cuando tienen un bote de pega nuevo, cuando tienen ropa limpia, cuando tienen dinero, cuando se les da comida, cuando a las cuatro de la tarde se les da una taza de café con pan, una leche poleada o un atol de maíz. Son felices, están alegres, bromean entre ellos, me abrazan de alegría. Cuando tienen dinero me dan para que pague el bus, me compran café y me lo tengo que tomar porque si no se molestan. Los quiero a los niños, cuando están enfermos he orado llorando por su salud. DIOS es bueno con ellos.

Ahora en el 2001, aquellos niños que en 1992 tenían 7 o 10 años son jóvenes hoy, se ha crecido, han soportado muchas cosas. Han sobrevivido a muchos riesgos, hambre, frío, enfermedades, golpizas, desprecios y más.

Ahora les gusta orar, piden que yo ore por ellos, tratan de andar aseados y cuidan su ropa, algunos de ellos cargan maletines con ropa, me piden que les compre cepillos y pasta dental, quieren lavarse los dientes. Ahora varios de ellos tienen su cédula de identidad, (Mossa quiere que les saque sus papeles en Armenia, allí nació en 1977).

¿En qué los atiendo? ¿Cómo los atiendo?

Los visito en el Parque Libertad y sus alrededores los días de semana por la mañana y por la tarde, por la mañana los visito de 9:30 a 12 y por la tarde de 3:30 a 6, salvo el día miércoles por la mañana o cuando me llaman del Complejo (Colegio de la iglesia) para suplir algún profesor, me conceden la oportunidad de darle clase a los niños. Los días miércoles doy Educación Física a los de Prepa y a los de Primero y Segundo grados, pero siempre visito a los niños de la calle por la tarde.

Lugar: Frente a Parque Libertad frente al ex colegio Salarrué y sus alrededores, parque San José, Hula-Hula y parque Barrios.

Los curo, les presto atención de primeros auxilios, heridas, golpes (causados por la policía, municipal y nacional) o que por pelear entre ellos mismos. Uñeros, hongos en el cuerpo o en los pies, torceduras de brazos y piernas, etc.

Unidades de Salud Concepción o San Jacinto o Comandos de Salvamento. Cuando la situación es muy grave los llevo a estos lugares para que los atiendan. Ahora hay una clínica gratis para ellos, atendidos por los doctores Pérez, Casamalhuapa y Dra. Rodríguez.

Les compro ropa usada barata (de a tres colones la pieza) cuando ellos me la piden, lo que no les puedo conseguir son zapatos. Les compro café con pan (cuando puedo, un paquete de galletas vale cinco colones y trae 12 paquetitos), leche poleada o atol de maíz. Les colaboro comprándoles anilina (tinte colorante), pasta o betún para los que trabajan lustrando zapatos.

¿En qué utilizan el tiempo los muchachos?

Carolina (que no deja el “traguito”), Maritza, Isaí, Plancha, Cámara y su hermano, el enano Luis Alonso, todos ellos acarrean agua y hacen mandados a las señoras que tienes puestos de comida en ese lugar. Estas señoras los envían a hacer compras al Mercado Central.

Mossa, Ramiro y su esposa la China, venden dulces en las paradas y los buses. Ramiro y su esposa viven en la colonia Bosques del Río y asisten a la iglesia Elim.

Marvin, un niño de 8 años, Gloria Estela (mujer de Isaí, Colmillo, Roberto (“Rambito”) ellos sí pasan allí en el parque. Misigato y Andrea con sus dos niños están en Usulután, pero vienen algunos días al parque. Petronila y su señora tienen negocio en el parque. Terremoto, La Bestia, la Guayaba, Omar, el Gallo, Bolsón y otros están en el penal de Mariona o en cárcel de Mujeres en Ilopango.

Ya no está la niña Chave, sus hijos y Chus quienes eran los que les proveían la pega y drogas a estos muchachos. Si alguno de ellos no les compraban no los dejaban estar allí. En el parque, gracias a DIOS, poco a poco el temor a DIOS, el deseo de cambiar, el consejo diario que se les comparte y la Palabra de DIOS han dado o están dando frutos.

Carlos Funes, Pocasangre Flores, la Paty, la Sonia, se han formalizado o vuelto con sus familias. Carlos, hermano de Oscar Ovidio viene a la iglesia y trabaja, según dicen, en una lavandería por el Modelo.

Quiero patentizar mis agradecimientos a las personas que me permiten trabajar con PROYECTO MOISES, lo hago con toda buena voluntad y amor en el Señor.

Talvez sería pedir mucho al Señor pero quisiera una casa aunque sea alquilada donde los niños o muchachos pudieran dormir, bañarse, lavar su ropa, guardar sus cosas; un lugar donde me pudiera reunir con ellos para compartir la Palabra de Dios.

MUCHAS GRACIAS

Octubre del 2001.

Nota: Este escrito corresponde la fase I del Proyecto Moisés, que se dedicó durante una década a rescatar a los niños adictos a la pega que deambulaban por el centro de San Salvador en los 90s. Cuando ya no hubo más niños “huelepega” en las calles el hermano Juancito, como se le conocía en los parques y calles, retomó su ministerio de predicar en los mercados y parques del Gran San Salvador. DIOS lo llevó al Mercado Tinetti al oriente del centro, donde estableció un lugar que servía como aula de refuerzo para los hijos de las vendedoras del mercado que venían de las afueras de San Salvador. Cuando fue diagnosticado con cáncer de pulmón tuvo que delegar su trabajo a un equipo que hasta hoy continúa enseñando y pastoreando a los niños. El hermano Juancito (mi amado padre) fue con el SEÑOR el pasado 6 de febrero.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s