El cuento de las ovejas

Image

Érase una vez, una padre de familia que tenía un hacienda, un día llamó su hijo menor y le entregó un rebaño de 15 ovejas para que las pastoreara. El joven pastorcito había visto como sus hermanos mayores cuidaban de sus propios rebaños, ahora el turno poner en práctica todo lo aprendido con su familia.

Cada mañana se levantaba temprano y corría entusiasmado al redil para sacar a sus ovejitas, a quienes abrazaba y limpiaba, para llevarlas a los verdes pastizales que existían en las tierras de su padre. A cada una conocía por el nombre que él mismo le había puesto. Las guiaba y cuidaba por las veredas de los peligros que muchas veces hallaban.

Sus hermanos también llevaban sus propios rebaños a los pastos, cada uno compartía las amplias praderas llenas de verde alimento natural, y bebían agua de los arroyos cristalinos que bajaban de las montañas. Las ovejas se mezclaban en el verdor, pero cada pastor conocía a sus ovejas y cada oveja conocía la voz de su cuidador, al atardecer, cada pastor llamaba a las suyas y así, ordenadamente, eran llevadas de regreso a los rediles.

Así pasaron los días, y cada día era la misma rutina, las ovejas eran cuidadas y apacentadas por sus pastores.

Pero un día, nuestro joven pastorcito fue de visita a la hacienda de uno de sus vecinos, donde criaban otros animales de granja. Su amigo le mostró las grandes galeras techadas donde cientos de animales estaban encerrados en pequeños establos,  y donde les servían comida elaborada y agua de un estanque era conducida por canales hasta sus recipientes. Así criaban a los animales que luego eran vendidos en grandes cantidades para ser sacrificados y vender su carne en el mercado, otras eran ordeñadas diariamente con el fin de comercializar su leche. Era una granja muy exitosa.

El joven pastorcito regresó a su casa con muchas ideas en su cabeza. Se decía a sí mismo : ¿Por qué cuidar las mismas ovejas toda la vida? ¿Por qué no hacer crecer nuestros rebaños y así vender ovejas y poder comprar más tierras, para tener más ovejas, la gente va a escuchar de nuestro éxito y seremos muy famosos.

Así, el joven pastorcito creció y decidió separarse de su padre, quien no compartía sus ideas, pero que lo amaba tanto que le dio la parte de su herencia. Con ese dinero el ahora aduto pastor, usando la tierra que su padre le había entregado, hizo construir grandes establos, acondicionados para que pudieran albergar cientos de ovejas. Mandó construir un enorme estanque para almacenar agua y conectarlos con los establos por medio de tuberías. Compró grandes cantidades de sacos de alimento concentrado, con el fin de engondar rápidamente a las ovejas y así hacerlas productivas lo más pronto posible. También adquirió un grupo nuevo de ovejas que importó de otras granjas, ahora tenía un rebaño más grande y más difícil de cuidar una por una, ya no las llamaba por nombre, sino que cada una tenía asignado un número.

Tuvo que contratar empleados que le ayudaran a cuidar de las ovejas, que cada mañana eran alimentadas en los establos con el concentrado y abrevadas con agua del estanque. Las ovejas eran examinadas para ver el progreso de su crianza, las más gordas eran las preferidas, las más raquíticas y menos productivas eran sustituídas por otras ovejas gordas que venían de otros rebaños.

Aquel joven pastorcito se volvió exitoso, sus rebaños eran grandes y cada vez construía más establos para poder criar a sus ovejas, sus empleados hacían todo el trabajo dentro los establos, mientras él se encargaba de los grandes negocios de la granja. Ahora era como sus vecinos.

Mientras tanto, sus hermanos seguían levantándose muy de mañana cada día para ir a sus rediles y llamar por nombre a cada oveja, y llevarlas a los siempre verdes pastos de las tierras de su padre, y llevarlas a beber agua fresca del los arroyos que bajaban de las montañas.

Fin


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s