Una cartita de agradecimiento al Equipo de Alabanza de VidaNueva

Este era un post que quería escribir desde hace un par de semanas, luego del cambio de rumbo para el ministerio, digo cambio de rumbo pues no se puede negar que algunas cosas van a cambiar y se harán mejores ahora.

Pero para ya cerrrar el capítulo que me tocó escribir en VidaNueva y aprovechando que es miércoles y que, normalmente hubiera sido una noche de ensayo para mí, quiero agradecer con todo mi corazón a los equipos de alabanza de cada sitio, con quienes tuve el enorme privilegio de compartir el servicio a Dios y a su Iglesia.

Con algunos compartí más de cerca, me refiero al equipo fiel de sitio Hotel que, desde que inició a operar el servicio de VidaNueva en Crowne Plaza han permanecido haciéndolo con la mejor de las actitudes y disposición, y les agradezco porque fueron los primeros en enviarme un mensaje de apoyo y de sincera amistad, como lo dije antes, voy a extrañar mucho ya no poder tocar junto a ustedes, me queda la satisfacción que ustedes, más que músicos, son verdaderos adoradores.

A cada uno de los que han sido parte, de los que fueron y que por razones muy personales decidieron salirse y no continuar, muchas gracias por haberme soportado. Y con todo el corazón y teniendo a Dios como testigo les digo que nunca tuve una mala intención de dañar a nadie cuando en los ensayos corregía las voces, algún instrumento fuera de tiempo, una desafinación, una falta de atención, etc.

Y les ruego que me perdonen si alguna de mis palabras les ofendió o alguna de mis acciones. Siempre seguiré enseñando que el ministro de alabanza, músicos y cantores, deben ser aplicados si quieren perfeccionarse en el uso de su instrumento. Ningún soldado aprenderá a pegarle al blanco sino práctica y práctica y práctica constantemente.

Voy a seguir animándoles desde donde ahora estoy, como siempre les dije, el ministro de alabanza que cuando no está en la tarima no canta y cruza sus brazos como un simple expectador, es sencillamente un artista, un “perfomancer”, por lo que ahora me toca practicar lo que predicaba, y ahí me tendrán.

No estaré criticándoles ni analizando si desafinan o qué o cuál estilo de música están tocando, algunas personas vienen con esas malas mañas de las iglesias de donde no encajaron, y en lugar de adorar llegan a criticar como canta el director, al pianista, al coro, etc. y lo único que buscan es desacreditar el trabajo de uno para promover el suyo propio. Critican y no están dispuestos a servir o hacer el más mínimo esfuerzo si no son recompensados en “público”, en los tiempos de Jesús se llamaban faríseos.

Cuidense de ese tipo de personas, cuidado con aquel que gusta atraer la atención a si mismo, protejan a la congregación de los que buscan alabanza para ellos y no para Dios. Sean siempre servidores, antes que buscar ser servidos.

Yo voy a apoyarles siempre orando por ustedes y cantando junto a ustedes, no permitan que la tarima se vuelva el motivo para adorar, el servicio es más que tocar o cantar, a veces será barrer o cargar.

La Biblia nos enseña de dos directores de alabanza que eran completamente opuestos entre sí. Uno fue creado con toda la belleza y perfección para ejectutar música y dirigir los coros celestiales para adorar a Dios, pero quizo tomar el lugar de Dios para ser él mismo el admirado y fue desterrado a causa de su rebeldía, ese ser, llamando antes Luz Bella, Luzbel, ahora le conocemos por Satanás. El otro era el olvidado de su familia, el más pequeño de todos, el que “hacía todos los mandados a la tienda” mientras sus hermanos hacían las cosas más importantes, y no fue perfecto, hasta cometió adulterio y luego asesinato, con esa personalidad no calificaría para dirigir cantos en ninguna de nuestras iglesias hoy día. El rey David me enseña hoy que uno debe tener siempre la disposición a aceptar la corrección de Dios aun cuando esta no sea agradable para nosotros. La diferencia entre Luzbel y David, en medio de los pecados que cometieron es que, uno se rebeló poniéndose contra Dios, y el otro decidió acogerse a la misericordia de Dios y pedirle el perdón.

Yo he decidido seguir el ejemplo de David, y tomar el camino de aceptar la corrección de Dios en lugar de llenar mi corazón de enojo y amargura.

No tengo nada contra ninguno de ustedes, no estoy enojado contra nadie ni resentido. Al contrario, hasta hago chiste de todo esto. Siéntanse libres para hablar conmigo de lo que quieran, conmigo no hay nada, no ha pasado nada, yo sigo siendo parte de ustedes, así me considero, solo que ahora dirigiré cantos junto a todos nuestros demás hermanos, ya no tendré un micrófono ni una guitarra, pero lo seguiré haciendo con las ganas y pasión que siempre le puse, y tengan la libertad de llamarme la atención cuando esté desafinando!🙂

Gracias equipo! de verdad muchas gracias!

Ánimo, adelante, decidan alabar a Dios aun “cuando NO todo esté como debe ser”.

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s