La Comunidad de los Discípulos de Jesucristo

El sustantivo “iglesia” ha venido a ser tan familiar para nosotros, y por ser tan familiar en la mayoría de veces pasamos por alto el significado y el valor de esta. Cada grupo, sea grande o pequeño, que se organiza para practicar la fe cristiana se denomina a sí mismo “iglesia”. Pero la iglesia no debe ser una organización aunque debe estar organizada, la iglesia tampoco es un proyecto de Dios para la humanidad. La iglesia es la comunidad de los discípulos de Cristo, aquellos que han entrado por medio de poner su fe y decidir cambiar de rumbo en la vida, siguiendo en pos de Jesús, y que obedecen las istrucciones de su maestro.Una organización es diferente a una comunidad, en la primera lo más importante es el fin para el cual los seres humanos se agrupan, la segunda existe para lograr la unidad de las personas, sólo siendo uno se puede lograr la meta. Es lo que Jesucristo oró en Juan 17, si lo lees detenidamente verás la importancia de que los discípulos “sean perfectos en unidad” para el Señor.

¿Es para nosotros igual de importante ser “perfectos en unidad” como lo fue para Jesús?

El libro de los Hechos nos muestra la forma de vida de esta comunidad y hay que decir que, quienes conformamos la iglesia hoy día, distamos mucho de vivir como era la intención de Dios. Dice que “tenían todas las cosas en común” y “no había un necesitado entre ellos”.(Hechos 2:44; 4:32, 34).

No es que tenían una visión-misión en común, o que todos habían adoptado un mismo objetivo y estaban organizados para alcanzarlo. En realidad vivían compartiendo lo que tenían, vivían en comunidad. Esa es la intención de la iglesia, ser perfectos en unidad para que el mundo conozca a Jesús (Juan 17:23)

Podemos invertir millones de dólares en proyectos para la evangelización, podemos gastarnos toda la vida haciendo eventos para alcanzar con el Evangelio a más personas, pero el único vehículo autorizado y encomendado para lograr el objetivo de hacer más discípulos es la comunidad de discípulos de Jesús, la Iglesia. Cuando estemos dispuestos a poner nuestros bienes por el bien de los demás. No suena tan atractivo para nuestra naturaleza egoísta el despojarnos de nuestras cosas y darlas a mi hermano, pareciera no ser el mejor método de evangelismo, pero, hay que ver el poder que los primeros cristianos tenían para testificar, el denuedo para predicar a Cristo, aun desafiando a la religión establecida y al estado mismo.

Existen miles de iglesias en todo el mundo, en nuestra “pequeña” ciudad, puedes hacer un recuento de todas las iglesias establecidas, pero hay muy pocas comunidades de discípulos, porque lamentablemente nuestras iglesias se han convertido en edificios nada más, o en organizaciones, o en nuestra práctica dominical, pero no ha calado en nuestros huesos como para sacarnos de nuestra “cómoda sala” y compartir con los demás lo que Dios nos ha dado.

Una iglesia no la hace una reunión en un local, no la hace un pastor y sus fieles, tampoco un edificio o un nombre. Son los discípulos que viven a diario en unidad, unidos por amor, por la causa del reino de Dios. Esa es la iglesia!


One thought on “La Comunidad de los Discípulos de Jesucristo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s