Música “celestial” en lugar de música “comercial”.

Esta mañana tuve la tremenda oportunidad, gracias a la invitación de mi amigo Rene Araujo, de participar en la revista matutina de Radio Progreso, los conductores Ada y Trazo abordaban el tema “qué sería la vida sin música”. Me pidieron compartir algún material “no comercial” o “alternativo” a lo que normalmente programan las radioestaciones.

Escogí 10 canciones que representan a ese sector de la “industria musical cristiana” que no tiene que se enfocan en las ventas, porque lamentablemente, mucho de los que oímos en las radios ha sido producido con el fin de generar ingresos tanto para los artistas y las disqueras. De hecho, en la decada pasada, la mayoría de disqueras cristianas fueron compradas ya sea por Sony o por Universal.

Es diferente quien escribe o compone una canción para grabarse en un disco que se va a vender que quien lo hace porque quiere conocer más a Dios y ayudar a otros a expresar ese amor por Dios. Unos lo hacen como un modo para vivir, los otros lo hacen porque adorar es su vida.

No voy a criticar ni señalar a ninguno, solamente decir que no hay lugar para los “cambistas y vendedores de paloma”, que eran para adorar en el templo, en la casa de Dios, en la comunión íntima con Dios.

Pero sí destacar que, como directores de adoración, tenemos la responsabilidad delante de Dios de “saber y conocer” quien “cocina” la música que usamos en nuestras iglesias. Debemos ser, tal cual lo es una madre responsable y cuidadosa, de escoger los mejores ingredientes, sanos y frescos, que sirvan para preparar una buena comida para sus hijos.

Tuve la oportunidad, hace dos semanas, de compartir un par de horas con un director de adoración “emergente”, le llamo así porque es de esos pocos que logra mantenerse sin caer ante el “árbol de la ciencia del bien y la fama”. Kike Pavón, madrileño y madridista, con un transparente corazón de adorador, que con una sencillez amigable logra hacer lo que un buen director de alabanza debe saber hacer, que la gente le siga en adoración a Dios.

Kike se presentó 4 veces durante una mañana en nuestros dos sitios, en 4 diferentes cultos. Lo recogí muy temprano donde se hospedó durante su estadía en San Salvador, no era un hotel ni nada parecido, una casa pequeña en una colonia cercana a Santa Tecla. No me pidió nada de lo que suelen pedir a veces los “salmistas”. Se sujetó a nuestra agenda, lo llevábamos corriendo de sitio a sitio para no desfasar ni un solo culto. Y en un tiempo de descanso que tuvimos y que aprovechamos desayunar (nunca desayuno los domingos pero la excepción fue por Kike) y conocer lo conectado que le gusta estar con su iglesia, donde es líder de jóvenes, mediante su iPhone, escuchar de primera mano que más que hacer música y viajar, vender discos y hacerse famoso, quiere influenciar a otros para que aprendan a decir “Mi Dios dame un nuevo corazón, enamorado de Ti” o “Juntos te pedimos que venga tu reino a este lugar”. Eso hace la diferencia entre un “salmista” comercial y un verdadero adorador.

No tiene un show preparado, cada una de sus 4 participaciones fueron momentos de adoración que se mantuvieron frescos y espontáneos. Que bueno fue tenerle en nuestra iglesia, el regusto que dejó fue muy grato.

Si eres director de adoración o sencillamente te gusta adorar a Dios dejame invitarte a buscar que lo que cantas o tocas no se convierta en algo “prefabricado” para que sirva como adoración. Intenta buscar y seguir lo que los verdaderos adoradores hacen y comparten y úsalo.

Un “salmista” comercial te venderá su música, un verdadero adorador te la compartirá, pues al ser hecha en una actitud de adoración reconoce que esa música no es de él ni para él, sino que vino del cielo para ser elevada al cielo. Como Abel y Caín… uno escogió lo mejor para Dios, el otro “una ofrenda”, uno sacrificó hasta su vida en adoración, el otro se ensañó y hasta mató. Uno lo hizo por amor, el otro por costumbre.

Da lo mejor a Dios, aunque lo mejor siempre costará sacrificio!

 

 


One thought on “Música “celestial” en lugar de música “comercial”.

  1. Si , Si , SI … muy de acuerdo: Musica prefabricada es igual que mensajes prefabricados es igual que construccion prefabricada= parece que es bueno y solido… pero al ver de cerca el material del que esta hecho… simple no lo es!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s