Jonathan… ahora cantas frente al Carpintero!

Este día se le dijo “hasta luego” a uno de los más reconocidos artistas puramente salvadoreños del “mundo cristiano”, honestamente quería asistir a esa despedida, pero esta gripe-tos-afonía que me atacó desde la semana pasada me tiene aún convaleciente.

Jonathan, como se le conoció, junto a su hermano Caleb formaron el Dúo Esperanza allá por los inicios de los 80’s, se les conocía como “los peludos” o “los colochos” pues usaban el cabello largo y medio afro. Por aquellos años no habían muchos grupos de música “moderna”, abundaban los tríos o dúos con música mexicana o boleros. Ellos venían con una propuesta nueva de baladas y música más acorde al tiempo, aunque ya en los años finales se dedicaron más al estilo de música “judía” o israelita, gustada por muchos en este país y entre los compatriotas del norte.

Tenía 11 años cuando llegaron varias veces a la pequeña iglesia de Monte Blanco, en Soyapango, donde asistíamos. Me impresionaba como tocaban las guitarras, Jonathan usaba una folk de 12 cuerdas, su estilo particular de tocar y cantar capturaba la atención inmediatamente, Caleb, mucho más quieto le acompañó durante todos esos años. Si calculo habrán sido unos 32 años de carrera antes de partir a la presencia del Señor.

Su canción más conocida “El himno del Cristiano” sonaba en los 80s en una época donde los salvadoreños querían esperanza, querían paz. Muerte y sosobra rondaban aquellas calles de Soyapango. La gente lo hizo su himno, su himno para salir cada día a vivir un Evangelio, que para algunos en un momento, era causa de persecusión ya sea por un bando o por otro.

Escuché de la misma boca de Jonathan su historia de como se convirtió de una vida bohemía metido en la adicción a drogas y tocando en clubes nocturnos al Señor, y de como el poder del Evangelio le transformó la vida. Tantos cantos especiales que dieron fruto: El Carpintero, Pan para ti, Amor, Gaviota, Manuel, etc… trataban de brindar esperanza con su música a un pueblo cansado de escuchar balas y bombas.

Recuerdo, durante ese año que los escuché por primera vez que, antes de cantar en el salón donde los adultos se reunían en la iglesia (de hecho eran dos casas pequeñas en esa colonia en Soyapango), fueron al salón de clases donde estabamos los niños, se sentaron frente a nosotros y cantaron una canción conocida como “el bebito cachetón”, nos dijeron que era primera vez que la cantaban y lo harían para nosotros, algo que jamás olvidaré de Jonathan es que al llegar a la parte de la canción que dice “que un día dio a luz a un bebito cachetón” me volvió a ver a mí y todos los otros niños se rieron, porque desde pequeño me molestaban por “cachetón”, la gente siempre me los halaba (y yo como detestaba eso, jaja!), quizá fue en ese momento, al escuchar el tañer de las cuerdas metálicas y sonoras de sus guitarras que quedé prendido de ese sonido. Luego, al comenzar a aprender a tocar, trataba de cantar todas las que, hasta ese momento, habían grabado.

Gracias Jonathan porque, sin ser tu intención y ni siquiera saberlo, me inculcaste el amor a ese sonido y al instrumento, que con tanta maestría tú ejecutabas, gracias por enseñarme a cantar con esa pasión con la que siempre lo hiciste. Gracias por usar tus canciones para inspirar a miles que, mientras crecíamos en una época de incertidumbre, siempre trataste de llevar esperanza.

Hasta pronto Jonathan!


4 thoughts on “Jonathan… ahora cantas frente al Carpintero!

  1. hermano que Dios te vendiga mi nombre es rafael gonzalez lito . estoy buscando a caleb del duo esperanza . por favor si me ayudas a conseguir su numero de telefono o localizar a caleb . te agradesco tu ayuda . shalom

    1. Lo siento hermano, no se cómo puedes hallarlo, solo se que vive en los Estados Unidos, prueba preguntando en las oficinas del Tabernáculo Bíblico Bautista, ellos eran muy asiduos de esa iglesia. Saludos

  2. Recuerdo que el dia que hno. Jonathan estreno el himno a un bebito cacheton el nos dijo que lo habia cantado en otro lugar por primera vez, ese dia llego con caleb a la escuela dominical deprisa depues de cantar en el culto de los adultos en la sultana fue rapidamente y lo canto para todos los ninos , mi hermana y yo, yo tenia 4 de edad. Los dos hnos los recuerdo colochitos y jovencitos.

  3. El Duo Esperanza es, también para mi, uno de mis mejores recuerdos, emotivos, epocas cargadas de mucho esfuerzo para mi familia, naturalmente por el entorno que compartimos esa generación de hijos de Critianos. Ahora, a mis casi 36 años reconozco que Dios levata líderes a seguir y; ellos, para Gloria de nuestro Dios lo fueron. Gracias por este hermoso artículo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s