Señor… danos gracia para con todos…

Esa era la oración de mi esposa ayer por la mañana… eso me lo contaba esta mañana… qué importante es que Dios nos dé gracia delante de las personas, Jesús mismo “crecía en gracia para con Dios y para los hombres”. Yo necesito de esa gracia… en realidad me urge!!

Luego de Alma y Verdad, y del desmontaje, que gracias a los 100 veces mejores voluntarios expertos “marañones” (los de siempre) que Dios ha dado a la iglesia (estos jóvenes son verdaderos levitas cargando el “tabernáculo” cada domingo) terminamos “un poco” cansados como a eso de las 3 pm, así que, aunque no lo merecíamos, ha! fuimos a almorzar con los Angulo Delgado, esta preciosa familia que incondicionalmente “sudan y re-sudan la camisola cada domingo y en esta clase de eventos, sin Javier Angulo nuestro equipo estaría como si el Madrid sin Casillas. Nos fuimos a relajar y reir de todo lo acontecido durante el montaje y el evento mismo. No te imaginas todos los “conflictos” que estallan en la consola. El equipo formado por Javier y Rebeca Palomo en audio, de Chief en control de luces y coordinación de programa tuvo de todo en el lapso de las 2 horas, así que fue bueno repasar lo bueno y lo malo y reírnos de nosotros mismos…

El lunes la fiesta seguía, había que descargar “chunches”, entregar equipos rentados, reconectar lo prestado de Miralvalle para preparar para Revolución Espiritual, así que fue un día más de trabajo… así que la gracia sigue siendo importante y necesaria. En la tarde mi esposa necesitó de esa gracia, saliendo del colegio muy cerca de la iglesia, una camioneta golpeó el carro que andamos, lo “yuca” es que es carro prestado por una amada familia que siempre nos echan la mano en esos momentos difíciles. Así que te imaginas esa pena generada por que te golpeen un carro que no es tuyo. La camioneta que golpeó iba conducida por un señor algo fornido, acompañado por un joven. Aunque el golpe no fue grave pero si daño el carro. En ese momento yo me había quedado ya en la oficina y me disponía a saborear un trocito de una deliciosa semita que hace la hermanita Mercedes, la mamá de Neto Ruiz, recién salida de horno. Gilma me llamó y con medio bocado atravesado en el esófago salgo corriendo a auxiliarla. Al llegar, yo no sabía que ya Dios nos había dado gracia, y como en otras ocasiones hemos tenido tan mala experiencia, yo llegué “marcando territorio”. La sorpresa fue que en esta ocasión la persona, que iba con gabacha de mecánico y de manos marcadas por la grasa salió un completo caballero que se comportó muy amablemente, ya yo tuve que “bajar los guantes” y “comportarme” también como un caballero. Así que “pactamos” la reparación, misma que están haciendo ya en el taller de este señor que resultó ser el dueño del taller. Con ese sabor agridulce por la semita y el percance, es una pena cuando el carro no es el tuyo, regresé a seguir preparando Revolución Espiritual. Y creo que no es casualidad el título de la campaña. Creo que muy acertadamente el Dr. Herrod escuchó a Dios dictarle el concepto… pues en muchos corazones está sucediendo una verdadera revolución. Aquella que le da vuelta a tu manera de pensar y de enfocarte en lo que permanece para siempre… las cosas de arriba donde está Cristo!

Pero para eso necesitamos la gracia de Dios.

Algunas lecciones aprendidas:

1. No todo aquel que viste de gabacha de mecánico y anda manchas de grasa es alguien pesado y negligente. Algunos de ellos son más caballeros que yo.

2. Hay un buenos samaritanos que al verte en una situación así corren a socorrerte. Pero también están los otros tipos de personajes de la parábola de Jesús, tristemente.

3. A veces se me olvida que la cosa más importante por la que debo vivir es por la causa del Reino de Dios. Desde que tenía unos 20 años decidimos con Gilma que nuestro matrimonio, que nuestra familia viviría únicamente para la causa del Reino de Dios… sin importar la circunstancias, ni las luchas… aprendimos que no es por una religión, denominación ni visión, ni una iglesia, ni un grupo, ni una filosofía… es porque Cristo reine, primero en nuestras vidas y luego a nuestro alrededor… y que no hay peor cosa que se oponga a su Reino que nuestra desobediencia.

Para obedecer a Dios necesitamos su gracia…

Como martillan en mi mente las palabras de Rodolfo Avendaño… “Lo más importante es el Reino… nosotros no importamos nada”

Especial agradecimiento a mi asistente personal Gilma de Flores que me “saca todos los errores” digo… es la correctora de estilo.


One thought on “Señor… danos gracia para con todos…

  1. Menos mal que elegiste a Casillas…si hubieses elegido a Valdés lo hubiese tomado como una ofensa, y no lo digo por el Madrid (es sabido que ese equipo no la hace!) lo digo porque en realidad Casillas si es bueno!
    Gracias por el cumplido (la gloria sea para Cristo). Seguiremos sudando la camiseta las veces que sea necesario. Es más, ya se me ocurrió…..hagamos otra con la sinfónica….una navideña. Que tal? Le hacemos entrada?

    Saludos a todos de parte nuestra,

    Mirna, Luca y Javier.

    PD: que bien que lo del carro no pasó a más. Es cierto que necesitamos de la Gracia !

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s