Tu cajita de colores…

El pasado domingo aprendimos la importancia de que cada creyente pueda formar parte de su propia “cajita de colores”, en otras palabras, ser parte de un Círculo de Vida, los grupos pequeños de VidaNueva. El CDV no es una estrategia de “iglecrecimiento”. La única manera de que una iglesia puede crecer es cuando sus miembros comparten, icen, proclaman, viven, demuestran el poder del evangelio. Para nosotros, los grupos pequeños más que una estrategia es la esencia de la iglesia misma, es la iglesia reunida en casas, en parques, en restaurantes, hasta en cines, compartiendo el pan, compartiendo las celebraciones, apoyándose unos a otros, a veces sosteniéndose unos a otros, hasta en el sentido de mostrar el amor con ayuda.

Recientemente, tuvimos que estar junto a mi esposa en 2 funerales en menos de 5 días, ambos miembros de nuestra familia, muy amados y especiales, fueron a vivir en el Señor por diferentes circunstancias físicas, madre e hijo. Ambos miembros de la iglesia de la que fuimos parte muchos años, donde también servíamos en áreas similares a las que hago en VidaNueva.

Pudimos ver el aprecio, aunque hayan pasado ya varios años, que algunos nos mostraron. Pero la mayor alegría de volvernos a ver, aun en una situación de duelo, fue con quienes en diferentes momentos fuimos compañeros en los grupos pequeños de aquella iglesia. Fueron los primeros en acercarse y fueron muy expresivos al mostrar su cariño. No hay duda que la amistad y el compañerismo perdura con aquellos con quienes compartes más de cerca. Con todos ellos pasamos buenos momentos cuando estábamos juntos. Celebramos navidades como grupo, hacíamos paseos juntos, hacíamos ministerio unos a otros, nos visitábamos y disfrutábamos cada vez que nos reuníamos a estudiar la Biblia. Podría asegurar que, aparte de mi familia que va a dicha iglesia, fueron estas familias, de las que fuimos compañeros en estos grupos pequeños o “cajitas de colores” con quienes más amistad pudimos hacer de entre todos los demás, aun aquellos con quienes tenía una relación “ministerial”.

En VidaNueva, nuestros mejores amigos los conocimos en un Círculo de Vida. Aunque debo decirte que cada compañero del staff me considera un amigo. Y no hay nada mejor que trabajar con los amigos!

Ningún lapicito de color podrá por si sólo pintar “el mejor de los paisajes”, hay una caja de colores esperando porque tú formes parte y la completes. El compañerismo es vital para quienes estamos dentro de la iglesia. “Unos a otros” es una frase que ves repetida en el Nuevo Testamento cuando habla de las relaciones de la iglesia. Y el verdadero apoyo de “unos a otros” solamente se logra experimentar y palpar en un grupo pequeño, en un Círculo de Vida.

Te comparto esta historia, que si eres de VidaNueva seguramente la conoces.

[youtube-http://youtu.be/8wCL7xOvBRc]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s