¿Eres de los que le quita los vegetales al arroz?

Cuando yo era un “cipotío” (niño) era de los que, cuando me servían la comida, comenzaba a hacer a un lado todos los vegetales que traía el arroz. Me tomaba mi tiempo “limpiando” el arroz de las cosas que, realmente, le daban el sabor y que nutren.

Algo así nos sucede, no se a ti,a mí me ha pasado, cuando escuchamos un mensaje o estudiamos un trozo de la Biblia y oímos cosas que no nos “caen bien”, cosas que nos “mueven el tapete”, cosas que no son tan agradables a nuestra carne y a  las que nos cuesta decir “amén”.

En Josué 8:34 y 35 dice: “Después de esto, leyó (Josué) todas las palabras de la ley, las bendiciones y las maldiciones, conforme a todo lo que está escrito en el libro de la ley. No hubo palabra alguna de todo cuanto mandó Moisés, que Josué no hiciese leer delante de toda la congregación de Israel, y de las mujeres y de los niños, y de los extranjeros que moraban entre ellos.”

Nuestros oídos deben estar prestos para escuchar TODO lo que la Biblia debe decirnos y enseñarnos, tanto las bendiciones como las maldiciones. Muchas veces optamos por cerrar nuestros oídos a las cosas que tocan nuestros hábitos pecaminosos o debilidades de nuestra carne. Piensa cuando hablan de dinero, o cuando hablan de sacrificio.

No hubo palabra que no fuese leída.

Me debo hacer la pregunta ¿Estoy leyendo y poniendo atención a cada palabra que la Biblia me dice, tanto si me bendicen o me corrigen o amonestan?

Así que no le quites a la Biblia los “vegetales” pues estas le dan ya sea sabor o agregan nutrientes a nuestra vida.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s