La multiforme gracia de Dios

El domingo es sin duda el mejor día de la semana. Es bueno pasarlo en compañía de los santos, adorando a Dios, pero a la vez riendo y compartiendo buenos momentos. La “iglesia” es el mejor lugar, y las comillas son a propósito porque la iglesia no es un  lugar precisamente. La iglesia somos los santos, quienes somos un edificio donde Dios ha escogido habitar y usarlo para salvar a quien acepta su invitación. Es una especie de barco que hace una travesía rumbo al puerto celestial. Uno no escoge los pasajeros que abordarán, lo hace el dueño del barco, así que tienes que “acomodarte” a la compañía que Dios, el dueño del barco, ha decidido para nosotros.

Es un barco muy grande y hay pasajeros de todo tipo, pero todos compartimos el deseo de estar en el barco y llegar al destino.

Como director de cantos de mi iglesia, tengo el enorme privilegio de ver 4 “cubiertas” diferentes llenas de personas que aman y buscan a Dios. No todos en la iglesia tienen este honor de estar un mismo domingo en 4 diferentes cultos de una sola iglesia con 4 diferentes grupos de personas. Dan unas grandes ganas de unir a estos 4 grupos en un sólo lugar porque sería asombroso escuchar este enorme coro cantar. Gracias a Dios tendremos esta gran oportunidad el domingo 4 de septiembre cuando Vidanueva sea “una sola” en un sólo lugar. Pero el Capitán del barco, el Almirante Real quiere que más personas suban abordo y escapen de las turbulentas aguas de la desesperanza y de la oscuridad.

Así que es reconfortante estar con muchos que comparten tu fe y tu causa. Pero también es muy edificante tener amigos cercanos que jamás te imaginaste tener. Esta tarde al salir del último culto salimos con una familia que sean convertido en nuestros buenísimos amigos. Fuimos a almorzar y luego salimos hacia la casa de los padres de uno de ellos, en las afueras de la ciudad. La madre de nuestro amigo es quiropráctica y nos dio a Gilma y a mí una “aplana de músculos y reacomodo de huesos. Fue muy revitalizante, aunque muy doloroso. Poner los músculos a tono y los huesos donde deben ir no es algo que cause tanto placer al inicio. Agradecemos a Dios por unos amigos como ellos, quienes hemos compartido momentos de alegría, hemos tenido diferencias, hemos compartido tristezas, pero allí están siempre, son una bendición, compañeros de viaje. Amigos.

Al salir de ahí salimos hacia un hospital del centro a ver a un primo que estaba internado debido a un supuesto “infarto”. Este primo tiene una historia especial. Fue uno de los más duros y que se resistían a convertirse en seguidor de Jesús de su familia. Su vida pasada fue terrible. Hace un par de años, luego de la muerte de su padre, decidió entregarse a Jesús, y vaya que sí se entrego. Tuvo un cambio radical, se bautizo y comenzó su proceso de crecimiento. Un vivo testimonio de que el amor de Dios puede “someter” hasta el corazón más duro. Ahora ya no es solo un primo sino es mi hermano. Al entrar al cuarto del hospital se conmovió pues seguro recordaba tantas veces que el nos hacía “burla” por nuestro “fanatismo”. Al ver sus lágrimas pude ver la gracia de Dios en él, y me sentí muy feliz de confirmar su fe y amor por Cristo. Oramos juntos, algo que jamás hubiera imaginado antes que haría. Pude ver que Dios estaba allí, así como el auditorio de la iglesia en la mañana, Dios estaba con uno de sus hijos en el cuarto del hospital. La iglesia no es un lugar, la iglesia es cuando dos creyentes están juntos! Gracias a Dios los exámenes resultaron que no era un infarto, el diagnóstico cambió de ser muy negativo a ser algo leve.

Tantas muestras de la multiforme gracia de Dios, de diferentes maneras. Me hace sentirme sumamente sobrecogido de asombro al ser participe de esta obra eterna.

No creo merecer nada, ni nunca seré merecedor de todo esto que Dios nos da. Por eso es gracia, porque nadie la merece y a Dios le place otorgarla.

Quiero animarte a ver la gracia de Dios a tu alrededor, podrás ver sus múltiples formas, aun en aquellas que te parece que no son dignas.

Comparto la manera en que Bono describe la gracia, algo que estoy más que seguro, ha sido conmigo:

“What once was hurt 
What once was friction 
What left a mark 
No longer stings… 
Because Grace makes beauty 
Out of ugly thing”


One thought on “La multiforme gracia de Dios

  1. Completamente de acuerdo contigo: Gracias a Dios por los amigos.

    Gracias también por un buen fin de semana de alabanza.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s