Exito express para la vida…

En un mundo fascinado por la rapidez en todo lo que el hombre ha inventado, desde la comida rápida, café instántaneo, hasta las computadoras personales o smartphones o tablets más veloces, queremos que cosas como el éxito o la prosperidad también alcancen velocidades similares. Existen cantidad de libros que hablan de como alcanzar el éxito de manera rápida. En muchos púlpitos alrededor del mundo hay títulos de mensajes que rezan: “las 7 claves para ser un __________ exitoso”, el engañoso “evangelio de la prosperidad” es una muestra de la sed del ser humano por alcanzar el éxito de manera instantánea. Tal como el Adán y Eva escogieron desobedecer a Dios y obedecer a la serpiente, muchos creyentes caemos en la trampa del mundo, como el apóstol Pablo lo describe en Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”, muchos corremos a los estantes de las librerías a buscar el más reciente best seller sobre autosuperación o pensamiento positivo, filosofías, o llenamos salones enteros para escuchar al último gurú del éxito, falsos maestros hábiles en mezclar alguna porción de la Biblia con enseñanzas orientales o “universalistas”, son expertos en “huecas sutilezas”.

Y lo presentan de la mejor manera posible, un verdadero show montado a la manera de una entrega de premios Oscar o Grammys, luces, vestimentas, música, orquestas, artistas, y nos dejamos deslumbrar según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.

Pablo advierte a la iglesia. Su alerta es porque tal como hoy, en ese tiempo existían creyentes que corrían el riesgo de ser arrastrados por el “la doctrina de la prosperidad según el hombre” y no según Dios.

Nadie puede tener éxito lejos de Cristo, no es suficiente considerarlo como un buen ejemplo a seguir, en Jesús “habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad” (Col 2:9) y agrega en el versículo 10: “y vosotros estáis completos en él…”.

La Biblia es clara en darnos la “clave” para el éxito según Dios: “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.” Josué 1:7

El éxito según Dios requerirá poner todas nuestras fuerzas en “cuidar de hacer” lo que la Biblia dice y mantenerse dentro de sus enseñanzas, sin salirse para nada de la línea trazada por Dios, rectitud en cumplir su Palabra. Sólo así estaremos en el camino de la verdadera prosperidad. Haciendo.

La Biblia entera señala a Cristo. Cuando alguno pretenda enseñar que el hombre puede ser feliz sin la necesidad de conocer, seguir, vivir por y para Cristo, tenle cuidado, aun si usa saco y corbata, o si viste relax, o si llena estadios y tiene una buena banda, o si anda solo, aun si lo ves en las portadas de los libros, o en programas de TV. La única manera de ser exitosos es… Cristo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s