El único exceso que no es malo…

El apóstol Pablo escribió a los Colosenses en el 3:16 que “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros…” esta noche al compartir este pequeño trozo de la Escritura con el equipo de alabanza de VidaNueva les hablaba sobre la necesidad urgente que tenemos de hacer que “la palabra de Cristo”, la Biblia, more, viva, permanezca, habite, en ABUNDANCIA en nosotros. ¿Como mides algo que sea abundante? Un sinónimo de abundancia es “exceso”. Dicho de otra manera: Debemos comer la Biblia en exceso! Sólo así podremos enseñarnos y exhortarnos unos a otros para conocer lo que Dios quiere. Sólo así podremos alabarlo con gracia en nuestros corazones, porque nuestra mente estará llena de Salmos, podremos cantar himnos que exalten a Dios y cuenten sus prodigios, o entonar los cánticos más íntimos y profundos que salen de nuestro espíritu, más allá de las palabras y de los sonidos. La Biblia debe ABUNDAR en nuestras vidas.

La falta de Biblia, de considerar las experiencias emocionales o “espirituales o místicas” por sobre la Palabra Escrita de Dios, es muy común ahora en muchos grupos religiosos, el problema es que nuestros actos fuera del culto no son consecuentes con lo que hacemos dentro de un culto. Parecemos tan espirituales (comenzando por mí mismo) a la hora de un culto, pero a la hora de la vida diaria no actuamos como si estuviéramos delante de Dios.

Pablo sigue escribiendo en el siguiente versículo: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios por medio de él.” Col 3:17

Todo lo que hacéis, no sólo a la hora de “cantar” o “alabar” damos gracias a Dios, en TODO lo que hagamos debe haber esta actitud. En todo lugar debemos hacer cualquier cosa en el nombre del Señor Jesús.

Si estás en involucrado en un ministerio de música o de alabanza déjame recordarte que: Debes tener una vida con EXCESO DE BIBLIA. Tus actos fuera del culto deben ser consecuentes con tus actos dentro de la tarima, cuando ejecutas un instrumento, cuando alabas a Dios.

El principal instrumento que un músico debe aprender a usar, a tocar, a sonar, a dominar, si podemos llamarla así con mucho respeto, es la Biblia. La pregunta es ¿Cuánto tiempo te dedicas a “practicar” la Biblia?

 

Señor, danos el corazón para amar tu Palabra y considerarla. Para que more abundantemente en nosotros. Perdónanos todas las veces que la hemos hecho a un lado. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s