Algunas palabras sobre el movimiento de “alabanza”

Esta noche tuve una muy buena plática con un nuevo elemento de nuestro equipo de música. Somos de la misma edad, y al compartir experiencias del medio “alabancístico” resulta que seguramente estuvimos sentados a la par en muchos de los congresos y seminarios o conciertos sobre “alabanza” que en su momentos de inicio tuvo este movimiento que llegó para quedarse en las iglesias. Al recordar esa época me hago esta reflexión muy personal.

Al principio la música dentro de los cultos no era muy elaborada. Las iglesias más sofisticadas tenían piano y órgano, las del medio solo órganos (de doble teclado con bajo de pedal), las más sencillas una guitarra “de palo” osea, acústica. La mayoría nada. Así que hubo un “boom” y de repente las tiendas de instrumentos “hicieron su agosto” vendiendo de todo. Así inició el nuevo negocio de la música de alabanza y adoración. Un negocio de varias vías: Las tiendas de instrumentos y equipos de sonido, los nuevos artistas cristianos o “salmistas” como les llaman hoy (seguramente hay “himnistas” y “cantiquistas” también… una vez un pastor me invitó a dirigir cantos en su iglesia y me preguntó, antes de iniciar, como quería que me presentara ante la iglesia, si “salmista”, “ministro”, “pastor”, yo le dije que para no confundir a la gente, usara todos los títulos disponibles… jaja!), las librerías cristianas vendiendo CDs (bueno en ese tiempo eran KCTs), las escuelas de música y otros.

Habían seminarios de música, de dirección, de sonido, etc. por doquier, así que, si uno quería estar “en la jugada” debía ir a cuantos seminarios pudiera. Por una parte tenían muchas cosas buenas, pero por otra, si alguien no tenían un cimiento profundo en la palabra de Dios podía correr el riesgo de ser arrastrado solo por “la corriente”.

Con el paso del tiempo, algunos de los que se convirtieron en modelos de líderes de alabanza en esos primeros años quedaban a un lado por fallas en la vida o por ir en pos, nada más, de los dividendos que producen los discos grabados. No hay duda que se convirtió en una gran industria. Ahora existen miles de cantos y CDs, con estilos de todo tipo, de todo género musical imaginable. Para todos los gustos posibles!

Como otra veces he contado, inicié en este “oficio” desde que aprendí a tocar guitarra a mis 13 años (en las sinagogas existe el oficio de “shazan”, quien es un “cantor” profesional que dirige la liturgia judía). Como yo era el único que sabía tocar al menos unos tres acordes en el grupo que nos reuníamos, un adulto me indicaba el canto, yo daba la “tonada” e iniciaba, los demás se incorporaban. Así que mi ingreso a este ministerio fue más casual que causal. La alabanza era sencilla, una guitarra y muchas voces… ahora, en muchos casos sucede lo contrario, muchos instrumentos y pocas voces.

Creo que la calidad  y la cantidad de la música que ahora existe para la iglesia es muy buena, muy bien hecha y elaborada. Mucho más que en los 80’s. (¿quien recuerda a Kent Leroy, Steve Green, Los voceros de Cristo, Los cuartetos que programaban la Radio Progreso de entonces?) ¿Sabías que Sony compró, hace varios años, a una disquera cristiana al ver las ganancias de este nuevo rubro? La calidad de los músicos cristianos también es “soberbia” (no habló del temperamento), verdaderos profesionales.

Pero yo preferiría regresarme a las raíces… no me refiero al tiempo antes del “boom alabancístico”, sino, a la fuente: Los Salmos. No tenemos registros del tipo de música que tocaban con los Salmos. (Posiblemente algo parecido a la música judía), pero más allá del tipo de música, ritmos o instrumentos, al corazón del salmista bíblico, al corazón del adorador, a la verdadera motivación de escribir un canto para que todo el pueblo lo cantara.

O, echar un vistazo (orejazo será?)a la música del cielo, a los sonidos que se escuchan alrededor del trono del Cordero, sonidos, armonías y melodías más allá de nuestra imaginación.

Lo que sí es cierto es que tanto el Templo y el Cielo tienen algo en común… habían cantos de alabanza… Salmos, himnos expresando tanto alegría como temores… pero al final… la confianza en un Dios que salva.

¿Cómo podemos tener algo de lo que había en el Templo y de lo que hay en cielo en nuestras vidas? Volviendo a la Biblia. La verdadera y mejor alabanza proviene de ella.

Colosenses 3:16

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales

Salmos 149

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Salmos 149

Aleluya.

Cantad a Jehová cántico nuevo;
Su alabanza sea en la congregación de los santos.
Alégrese Israel en su Hacedor;
Los hijos de Sion se gocen en su Rey.
Alaben su nombre con danza;
Con pandero y arpa a él canten.
Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo;
Hermoseará a los humildes con la salvación.
Regocíjense los santos por su gloria,
Y canten aun sobre sus camas.
Exalten a Dios con sus gargantas,
Y espadas de dos filos en sus manos,
Para ejecutar venganza entre las naciones,
Y castigo entre los pueblos;
Para aprisionar a sus reyes con grillos,
 Y a sus nobles con cadenas de hierro;
Para ejecutar en ellos el juicio decretado;
Gloria será esto para todos sus santos.
Aleluya.

Salmo 150

Aleluya.

1 Alabad a Dios en su santuario;
Alabadle en la magnificencia de su firmamento. 2 Alabadle por sus proezas;
Alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza.

3 Alabadle a son de bocina;
Alabadle con salterio y arpa.

4 Alabadle con pandero y danza;
Alabadle con cuerdas y flautas.

5 Alabadle con címbalos resonantes;
Alabadle con címbalos de júbilo.

Todo lo que respira alabe a JAH.

Aleluya.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s