La trinchera…

Durante una guerra, en un campo de batalla se construyen trincheras, esos hoyos en la tierra donde uno o más soldados pueden meterse y ocultarse del enemigo. Cada soldado debe cavar su propia trinchera. Cavar una trinchera significa que, estás tomando ese territorio y no te vas a mover de ahí.

No la cavas para luego abandonar ese territorio, que seguramente costó ganar, debes cavarla y meterte para resistir, para ocultarte del enemigo pero no para esconderte cobardemente.

Quizá estés pasando o hayas pasado por alguna batalla en algún territorio de tu vida, puede ser un hábito no bueno, o quizá un crecimiento en tu relación con Dios, o quizá tenga relación con tu servicio a otros. Debes cavar una trinchera para Jesús, para que Él tomé posesión de ese lugar, y permanezca contigo. Resiste!

Mira lo que dice Efesios 6:13, esta porción de la Escritura donde Pablo usa un lenguaje militar para enseñarnos algo espiritual:Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.”

Pablo dice “Por tanto” y se refiere a lo que el versículo 12 dice sobre nuestra lucha o batalla contra los ejércitos de maldad y de las tinieblas, a causa de esa guerra debemos tomar la armadura de Dios (Ojo, no la tuya, no la de otra persona, sino la de Dios) y con esa armadura vamos a poder “resistir” en el día malo, en el día en las fuerzas de maldad ataquen. En ese día malo.

Pero ese día malo no es para siempre, dice Pablo que va tener un final, al haber “acabado todo” permaneceremos firmes en le lugar que Dios nos haya puesto a defender.

Así que debemos “tomar la armadura”, es decir, vestirnos de Dios, esto me hace recordar a David cuando iba a enfrentarse a Goliath, que Saúl quiso ponerle su armadura, pero a David le era incomoda porque no le quedaba, pienso que si David se hubiera vestido de Saúl hubiera muerto en las manos de Goliath. David decidió usar la armadura de Dios. Romanos 13:14 dice: “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

¿Quiéres estar firme? ¿Qué te estás poniendo cada día para vestir en tu alma?

Esa la llave para resistir exitosamente los embates del enemigo.

Es bueno estar de regreso en la “blogsfera”!

Maranatha!


2 thoughts on “La trinchera…

  1. Bienvenido! Cuanto me alegro de “verte” de regreso. Cuanta razón tienes… no debemos nunca usar la armadura de Saúl… pero que común es para todos tratar de luchar usando como escudo las fortalezas de otros.
    La clave es mantenerse en “la sencillez que hay en Jesús”…

    J.-

  2. QUE BUENO QUE REGRESO A LA BLOGOSFERA. AUNQUE USTED NO ME CONOCE Y YO TAMPOCO A USTED, SI CONOZCO A SU PASTOR Y SU IGLESIA. ADMIRO MUCHO EL TRABAJO QUE HACE EN VIDA NUEVA COMO EL ENCARGADO DE LAS COMUNICACIONES. TIENE MUCHO TALENTO. YO TAMBIENE ME ESTOY PREPARANDO PARA SERVIRLE A DIOS A TRAVES DE ESTAS HERRAMIENTAS Y DEMÁS. LO INVITO A QUE SE PASE POR MI BLOG…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s