Banda de Hermanos: Sargento-Pastor

Me gustan mucho las películas que contienen historias “buenas” en medio de la guerra, no las que tratan acerca de la guerra en si, sino aquellas que en el entorno de lo malo que es la guerra, cuentan los episodios de las pequeñas historias que se dan dentro de la gran historia. Cada una de nuestras vidas aporta una página al relato eterno que se escribe en los cielos.

Tenía guardada la serie Band of Brothers, que se transmitió en HBO, por cable, hace un par de años, fue una serie secuela a aquella película de Steven Spielberg, “Saving Private Ryan”. Band of Brothers es similar solo que en 10 episodios de una hora cada una. Así que el domingo por la noche empezamos a verla, a Gilma no le gustan mucho las películas así, la ponen tensa, la verdad que es muy sangrienta, balas, sangre, muerte, heridos, amputados, lo cruel de la guerra. La serie está basada en un libro homónimo, y al principio de cada episodio salen algunos veteranos de esas batallas contando algo de sus “testimonios”, lo que hace casi verídico lo que sucede en cada episodio. Band of Brothers tienes muy buenas figuras sobre liderazgo, amistad, compañerismo, ministerio.

El episodio de ayer trataba de como a cada batallón llegaban “reemplazos” a las bajas causadas. Jóvenes soldados rasos sin previa experiencia peleando a la par de los que ya estaban dentro de la guerra. Eran asignados a los pelotones, unidades militares de unos 30 ó 50 soldados, cada pelotón se divide en escuadrones o secciones, de 8 ó 10 soldados. Un sargento está a cargo de comandar cada escuadrón, ellos se reportan al teniente, jefe del pelotón (Alguna vez quise ser militar, así que me gusta informarme). Los sargentos comandaban cada escuadrón y les daban órdenes, las que ellos mismos recibían de los tenientes. Avanzar, atacar, defender, retirarse, pero no solo daban órdenes, sino que eran responsables por la vida de cada uno de sus soldados asignados. Cuidaban de ellos, si lo que vi era real, que dignidad la de esos sargentos. Velaban que cada uno de sus soldados paracaidistas fueran bien “apertrechados”, protegidos, con su equipo bien puesto, y si tenían que retirarse de la batalla velaban que cada uno de sus soldados regresará, no daban a nadie por muerto hasta que no “había un cuerpo”.

En Band of Brothers hay un sargento llamado “Bull”, alto, fornido, rudo, pero muy cuidadoso con su escuadrón, revisa que cada soldado reemplazo tenga lo necesario y vaya preparado. En el episodio de ayer se quedó rezagado después que el pelotón se tuvo que retirar. Al ver que estaba desaparecido, su escuadrón, que incluía 3 reemplazos decidió salir en su búsqueda a media noche y en medio de los enemigos. Al final una patrulla lo encontró, Bull tuvo que arreglárselas solo para sobrevivir la noche, luchó con un alemán y al amanecer fue recogido por un jeep que patrullaba la zona y retornó a su escuadrón. El oficial le contó que sus soldados habían decidido voluntariamente salir en su búsqueda.

Bueno, la serie está llena de bonitas historias dentro del entorno feo de la guerra. La de ayer me dejó un sabor positivo, inmediatamente en mi cabeza se asociaron con mi entorno y mi “campo de batalla”. 

El ministerio, círculo de vida (grupos pequeños como los escuadrones dentro de un pelotón), la iglesia, la familia, lo importante que es aprender a cuidar como un buen sargento cuida a cada uno de sus soldados. Es seguro que no he estado haciendo bien mi trabajo como “sargento”, que bueno que tengo la oportunidad de corregirme este día y hacerlo.

Al ver a estos sargentos y a estos soldados en esa actuación o recreación de la historia recordé lo que el Maestro dijo en Juan 10.11

 11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 

Y si ser como Él es nuestro objetivo, ahora es buen día para empezar a seguirlo. Si eres un líder, de tu familia, de un grupo pequeño (CDV en VidaNueva), de un ministerio, etc. te animo a ser un buen “sargento”, no por gruñón ni por “mandón”, sino por responsable en lo que se refiere a la vida de tus “soldados”. Parafraseando a Jesús: “Jesús es el buen sargento; el buen sargento su vida da por sus soldados”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s