Dentro de las redes de la ansiedad…

Esta mañana leía en la Primer Epístola de San Pedro lo siguiente:


echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

al meditar en este verso recordé como era Pedro y las circunstancias que rodeaban los primeros encuentros entre él y Jesús: aquella historiá verídica cuando Pedro y su hermano Andrés regresaban con sus redes vacías despúes de estar toda la noche pescando. Puedo pensar en el nivel de ansiedad de Pedro en ese preciso momento, es casi palpable cuando le responde a Jesús que “habían pescado toda la noche”… Me imagino a Pedro al estar en alta mar yendo de un lugar a otro, sacando y lanzado las redes una y otra vez, su expresión contrariada al sacar las redes sin nada, cada hora que pasaba hacía más exasperante su ansiedad. Cero peces, cero ventas, cero ingresos, cero comida, la ansiedad por no tener el fruto de su labor. I Pedro 5.7 es algo que su escritor vivió. Él echó toda su ansiedad sobre Jesús, Pedro le dijo a Jesús: “Mas en tu palabra echaré las redes”, puedes leer ese acontecimiento aquí. Pedro era un pescador de profesión, sus padres lo eran, conocía sobre pesca. Jesús no era conocido por esa zona, y tampoco era pescador. Pero aún así Pedro decidió confiar ciegamente, poner su fe, en la palabre de Jesús. Literalmente echó su ansiedad en Jesús, y Jesús tuvo cuidado de Pedro.
El resto lo leíste, hubo una pesca milagrosa, llenaron las redes de su barca y las de otra barca más, y casi se hunden a causa de la cantidad de peces.
Posiblemente tú y yo estemos pasando por un momento de ansiedad, hemos pasado toda la noche tirando las redes sin pescar nada. De nada nos sirve estar ansiosos. Abandonémonos a la merced del Maestro. Echemos sobre él nuestra ansiedad porque Él tendrá cuidado de nosotros. Y… Él sabe donde están los peces…
¡Dios tiene cuidado de nosotros!


One thought on “Dentro de las redes de la ansiedad…

  1. Sólo puedo decir Amén! a tu entrada. Dios tiene el control de la llave de presión que está puesta en la vida de cada uno… y tiene el cuidado que esa presión sirva para moldearnos y no para destruirnos…
    Qué bueno que estás blogeando!

    Julio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s