Como Poderoso Gigante…

El capítulo 20 del libro del profeta Jeremías es un trozo de las Escrituras muy extraño. Presenta una dura situación y confesión de un profeta de Dios. Pero del otro lado un declaración tan sublime y tan llena de esperanza.

En los primeros 6 versos se relata el duro castigo a Jeremías de parte del principal sacerdote de la Casa del Señor, fue azotado y puesto en el cepo. Del 7 al 10, Jeremías dialoga con el Señor en lo que se convierte en la primer parte de una oración muy peculiar. En estos versículos Jeremías confiesa que ha tratado de olvidarse del Nombre de Dios y querer dejar hablar en nombre de Él, pero que no ha podido, un fuego ardiente en lo más profundo de su ser no se lo permite, aunque trató de sufrirlo, no pudo.

Luego del versículo 11 al 13 Jeremías eleva una sublime canción, una confesión que sale de lo más hondo de su alma:

Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.
Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa.
Cantad a Jehová, load a Jehová; porque ha librado el alma del pobre de mano de los malignos.

Tal parece que en el momento más oscuro, más amargo en el desánimo de Jeremías, emerge una luz, un destello, como que si en ese preciso momento de la oración de Jeremías Dios mismo se aparece, quizás fue así y Jeremías describió lo que realmente vió: Un Poderoso Gigante.

Los 4 últimos versículos son un monólogo, Jeremías trata de callarse a si mismo, como si tratara de censurarse y responderse a la vez. Es que cuestionar a Dios, después de verlo como Jeremías pudo haberle visto, ha de hacer surgir ese sentimiento de querer desaparecer. ¿Quiénes somos nosotros para tratar de resistirnos a Dios? Mejor sería no haber nacido antes que cuestionar o tratar de contender con Dios mismo. Mejor haber muerto en el vientre antes de ser hallados luchando contra Dios.

Creo que esos últimos 4 versos del capítulo 20 es una auto-reprimenda verbal que Jeremías se hace, un duro “halón de orejas” por haber pensado y deseado resistirse a la voluntad de Dios para él.

A veces me he sentido como Jeremías. ¿Y tú?

Algo más… ¿Alguna vez te has preguntado quién anima a los pastores? ¿A esos hombres que constantemente nos están animando a nosotros? Ellos también son de carne y hueso, y sufren penalidades, pasan momentos tristes, de incertidumbre… ellos también necesitan nuestras palabras de ánimo, nuestro apoyo, es bueno manifestarles que apreciamos su trabajo. También se desgastan emocionalmente, físicamente, mentalmente. Han renunciado a sus “derechos” por servirnos, por ministrarnos. Por ello te pido que ores por tu pastor, o tus pastores. Te invito a animarles, a honrarles y obedecerles. A disponerte a servir al Señor bajo su dirección.

El versículo 11 de Jeremías se canta en mi iglesia, he tenido el enorme privilegio de guiarlo en la congregación varias veces, sabes, cuando lo escucho cantar en la iglesia se me “enchina la piel”, me invade una emoción enorme, puedo decirte que casi que oigo los corazones más que las voces cantándolo. Es una canción de los cielos sin lugar a dudas. Una canción que seguramente quizá fue compuesta con la misma necesidad que Jeremías tenía en el capítulo 20: La necesidad de ver a Dios como Poderoso Gigante, y al verle así, la sensación de sentirse tan pequeño delante del gran amor de Dios.

Animo Julio, Steve y Checho!

Animo Rodolfo!

Animo Alex, Chity y Felix!

Si eres pastor, te animó! con todo el deseo que Dios se te revele a ti como Poderoso Gigante!!

About these ads

One thought on “Como Poderoso Gigante…

  1. Willybarista: realmente sin Dios no se puede estar haciendo nada, por su gracia hacemos lo que debemos hacer…te “reanimo” a seguir confiando en el Señor y que El bendiga tu ministerio y tu hogar…un abrazo, chilean!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s